sábado, 22 de noviembre de 2014

Como bajar más de dos tallas a una prenda (Costura arreglar blusa)


Hay distintas situaciones en las que las personas deciden mandar arreglar una prenda, ya porque bajó de peso, porque heredó una buena prenda o simplemente le gustó mucho una de marca en rebajas y no encontró su talla.
Es aquí donde entra a jugar un papel muy importante una muy buena costurera, o un buen sastre.







No cualquiera puede arreglar una prenda cuando se trata de bajar dos o tres tallas.
Aunque la diferencia entre cada talla es muy poca, para dos o tres tallas es significativa.

Es muy importante tener claro esta situación a la hora de comprometerse a llevar a cabo un trabajo como éste, para así hacerle entender a su cliente, pariente o lo que sea que es un trabajo delicado de paciencia, sabiduría, talento y que por lo tanto tiene su costo.
Es por eso que toda persona que aprende a coser si quiere dedicarse a transformar ropa, ajustar y todo lo concerniente a este tema, para lograr no solo rendimiento sino un trabajo de muy buena calidad tiene que sumergirse  en el mundo de los patrones.
Es una falencia de la que adolecen muchas personas que aún siendo muy buenos en costura fallan por la falta de conocimientos en patronaje.
Teniendo el conocimiento para hacer sus propios patrones, arreglar cualquier prenda se convierte en un trabajo fácil y rápido de hacer porque se tiene la seguridad de no dañar la prenda.
Ésto se ha convertido en un gran mercado del que muy pocas personas han sabido aprovechar y quienes lo hacen bien sobre todo muchas amas de casa podrían tener la oportunidad de cuidar a sus hijos y a la vez tener buenas entradas arreglando ropa desde su propia casa.

Me he dado  la tarea de publicar cosas útiles y fáciles para todos, he tratado de simplificar el método de patronaje para que todos entiendan y se les grave de una manera fácil.
Aunque éste blog es solo de arreglos de ropa, tengo para ustedes en el EL ARTE DE COSER  Y Facilísimo.com/marzol tutoriales de costura  patrones y otras cosas que les pueda interesar para entender mejor y facilitar así su trabajo.
Para el caso de bajar dos o tres tallas a una prenda, les tengo el ejemplo de unas blusas o camisas para dama a las que se le hizo el trabajo de bajar tres tallas.

Hay clientes que simplemente le dicen a su modista: "Métemele a los lados que ésto me quedó muy grande" Vale si es solo una talla.

 Para tres hay que desmontar las mangas y posiblemente subir la sisa, aquí se pone en juego su talento.



Muchos más detalles sobre como hacerlo  los encuentra aquí.   y en facebook


                                   



1 comentario:

  1. hola, ya se que es un post antiguo pero es justo lo que necesitaba para arreglar mis camisas. Uso dos tallas menos que hace un año y necesito arreglar todas mis prendas favoritas.

    ResponderEliminar